Nuestros valores

Desde nuestro punto de vista, entendemos por cooperación, el retorno de parte de lo que los países desarrollados hemos expoliado y seguimos expoliando a los países en vías de desarrollo.

En ATSF creemos que a la vez de proyectar y posteriormente realizar un proyecto de cooperación, hay que actuar conjuntamente con la contraparte (asociación, colectivo, sociedad… del país donde se quiere realizar el proyecto) que a partir de sus conocimientos y de nuestros como Técnicos podamos conseguir un mismo objetivo.

En 1972, una resolución de las Naciones Unidas aconsejó a los países industrializados destinar el 0,7% del PIB (Producto Interior Bruto) en el desarrollo de los países económicamente empobrecidos.

 

  • No creamos dependencia externa, económica ni tecnológica que comprometa en un futuro la viabilidad del proyecto o de los pueblos.
  • Llevamos a cabo una cooperación horizontal entre iguales, con las contrapartes y los beneficiarios, en la que aportamos tanto como recibimos.
  • Enfocamos nuestra labor hacia la búsqueda de resultados tangibles que produzcan cambios reales en la sociedad con metodologías participativas y democráticas.
  • Entendemos que nuestra labor debe estar encaminada a aumentar la autoridad y el poder del individuo sobre los recursos y las decisiones que afectan su vida, haciéndole protagonista de su propio desarrollo.
  • Creemos que el respeto de los Derechos Humanos es la base de la dignidad de las personas y el marco de nuestro trabajo.
  • Promovemos los valores éticos en la vida pública, con el ejemplo de nuestra actividad, desde una perspectiva profesional.
  • Trabajamos en red y coordinamos esfuerzos con otras organizaciones afines, para multiplicar los resultados y enriquecernos mutuamente.
  • Confiamos en la entrega gratuita y voluntaria del esfuerzo personal como medio de transformación social y realización personal.