¡Estamos a 1.500 € de la meta!

¡Estamos a 1.500 € de la meta!

Si nos conoces ya o nos viste por redes, seguro te suena el proyecto Fénix, de reconstrucción de unas aulas en Chiapas, México, pero estando a mitad de la meta, te lo contamos también por aquí.

La escuela primaria Guadalupe Victoria ubicada en la colonia Vicente Guerrero en Villacorzo Chiapas, fue afectada fuertemente por un sismo el 7 de septiembre del 2017.

Los muros sufrieron fallos estructurales severos, lo que obligó al desalojo completo de la edificación. Con ayuda de padres de familia y maestros se construyeron unas pequeñas aulas provisionales para la continuidad de las clases.

La asociación un Hogar para Chiapas junto con Arquitectura Técnica y la Fundación Toledo colaboraron para crear una propuesta de restauración: Proyecto Fenix. Se fundamenta en la utilización de materiales obtenidos en la zona y técnicas constructivas de bajo impacto ambiental, que permitirán transformar el espacio en un lugar seguro, práctico y donde se puedan seguir construyendo sueños.

EL PROYECTO

El proyecto se plantea para un total de 838 m² y actúa principalmente en 3 aulas afectadas (51 m² cada una). Para este se aprovechan cimientos y solera de la construcción anterior, sobre los que se implanta un área rectangular alargada – para el mejor aprovechamiento climático. Estructuralmente, estará conformado de pilares de concreto y rellenado con paneles de bahareque.

Ambientalmente, un primer criterio será reducir la cantidad de cemento que ya es usual en obras de construcción, pero que contribuye a la contaminación atmosférica. En cuanto a los paneles de bahareque, que reemplazarían la fábrica de ladrillo, consisten en un sistema estructural de muros construidos con un esqueleto de madera y guadua (bambú). La construcción con esta técnica implica sistemas de construcción simples y prácticos, que pueden ser mantenidos y construidos fácilmente por los beneficiarios, utilizando las habilidades locales y ayudando a la adquisición de nuevos conocimientos. Buscando la disipación de calor y mejora térmica, se desarrolla un falso techo de caña que servirá además de separación acústica entre los salones.

LA META

Si te interesa este proyecto y te gustaría apoyar en hacerlo realidad, aún estás a tiempo de colaborar en el crowdfunding. Tenemos una meta de 3.000 € (¡vamos a la mitad!) que servirán para la construcción de los muros de bahareque, puertas, ventanas e instalación eléctrica. Nuestro objetivo óptimo es de 5.000 €, para poder cubrir además los gastos de mobiliario para las 3 aulas, incluyendo pupitres, pizarrones, sillas, proyectores, estantes y contenedores de basura.